RESEÑA HISTORICA

 

Quiero compartir con todos ustedes una Historia resumida, de hechos que vienen a mi memoria del nacimiento y crecimiento de la Escuela Bilingüe Honduras.

Posiblemente, no mencione algunos detalles, pero deben comprender que son mas de 20 años. Así que les pido que cualquier omisión de ellos sepan disculparlo.

Una tarde del mes de Mayo del año 1991, recibí una llamada telefónica de una madre de familia, quien me comentó que existía la preocupación entre los padres de familia que tenían a sus niños en la única escuela bilingüe que en aquel momento ofrecía sus servicios educativos en esta ciudad, pues ya se aproximaba el tiempo en que sus hijos…saldrían del sexto grado y para poder continuar la secundaria, la única opción posible era viajar a diario a la ciudad de Siguatepeque donde ésta escuela sí continuaba con la secundaria. Los padres de familia, entre ellos la señora Guadalupe de Gun, conocida cariñosamente por Doña Lupita, habían gestionado la apertura de una escuela que incluyera los tres niveles aquí en Comayagua,  invitando a una reunión en el salón de la Alcaldía Municipal para presentar el proyecto y ver el interés de los padres de familia por lograr este objetivo. Así fue que asistimos a esa reunión y entre las situaciones que preocupaban a los presentes era quien se atrevería a iniciar en Comayagua tan importante proyecto?

A partir de allí, nos siguieron invitando a las reuniones, donde comenzamos a intercambiar impresiones y a conocernos, porque muchos solamente nos habíamos visto de cara. Muchas veces, a estas reuniones solamente asistían unas cuatro personas y esto alarmaba más a los verdaderamente interesados, porque cada vez el tiempo se acortaba para iniciar un nuevo año escolar donde los niños que en este momento cursaban el sexto grado tenían que continuar su secundaria.

En una de esas reuniones, el señor Benjamín Izaguirre nos presentó a una amiga, con mucha experiencia en el área de Educación,  quien estaba dispuesta a venir a Comayagua para fundar la Escuela Bilingüe. Ya en este momento, se miraba más seriedad sobre esta idea, al escuchar a una persona con experiencia en el ramo quien dirigiría este proyecto …. Lastimosamente en esos días, en su familia surgieron situaciones que no le permitieron venir y un día se nos comunicó que era imposible en ese momento iniciar el deseado proyecto. Por lo que el señor Benjamín Izaguirre, siendo un Comayagüense de corazón, se sintió comprometido con su ciudad y pidió que si habían personas dispuestas, con verdadera entrega para emprender el proyecto, él con mucho gusto lo dirigiría. Y fue así que el día sábado 22 de junio de 1991 fuimos invitados a la casa de los señores Carlos Gun y Lupita de Gun, donde un grupo de padres de familia quiso emprender el proyecto y  nació la Escuela Bilingüe “Honduras”. Así se inició una carrera maratónica con  los trámites de apertura, el número de alumnos necesario para comenzar, un local donde funcionaria y seguidamente un personal bilingüe y no bilingüe calificado, que enseñara a los escolares con toda responsabilidad. Por lo que nos organizamos en comisiones que se encargarían de realizar las labores mencionadas anteriormente. Y en este día a día, donde se visitaba de casa en casa a padres de familia, donde nos mencionaban que había un local que teníamos que ver, donde había que cumplir con algún trámite para la apertura, se nos iba acortando el tiempo y los nervios iban haciendo su labor ya en este momento, trabajábamos físicamente activas Doña Lupita de Gun, Doña Esperanza de Suarez, Doña Lorena de Buezo, Don Guillermo Alfaro y su servidora, Dora de Portillo…teniendo como apoyo siempre al resto de los socios que desde sus oficinas, apelando a sus buenas relaciones, realizaban el complemento de las tareas encomendadas.

Y debemos sentirnos muy complacidos y agradecidos porque ha llagado una nueva generación de jóvenes  que vienen con nueva energía, implementando ideas, deseosos de llevar el prestigio de la escuela a otros niveles para mantenerla siempre a la vanguardia como una de las mejores instituciones educativas del país. Mauricio, Ivette, Melissa y Grisell tienen en sus manos un gran reto.

Confirmando y agradeciendo la bendición de Dios, donde sabemos que él siempre manda ángeles que ayuden a sus hijos en sus proyectos, una noche de esas, recibí una llamada telefónica de Doña Lupita, quien me compartió en la conversación, que la había llamado por teléfono un amigo de la familia, el señor conocido por sus amigos como ROJO (Q.E.P.D.), que trabajaba en la Base Aérea Soto Cano, Área Norte Americana, sabiendo que ella estaba en el grupo de fundadores de la futura escuela y que no teníamos local donde comenzar, ponía a disposición junto con su compañero de trabajo Shad Dowden unas casas de madera que ya  no necesitaban y se iban a deshacer de ellas, las que podrían servir en ese momento de aulas, y no solamente eso, también estaban dispuestos a apoyarnos a emprender el proyecto. Recibir esa noticia en un momento como el que estábamos pasando fue una Bendición, pero se presentaron varias interrogantes como: Que hacíamos con estas casas? Dónde las colocábamos? y nuevamente Dios nos manda otro Ángel, el Doctor Arnulfo Andara, quien en representación de la Cámara de Comercio nos ofrece alquilar las instalaciones para colocar las casas de madera y allí iniciar el año escolar. Realizando una labor titánica, de traslado de  las casas desde la base en rastras, cruzando el boulevard con todo tipo de vehículos, finalmente llegamos al terreno que nos rentaría la Cámara de Comercio, donde Dios quiso que se fundara esta querida escuela, y donde funcionamos durante nueve años, años llenos de risas, de alegrías, de tristezas, de preocupaciones y de responsabilidades.

Y ahora qué? y el personal calificado? Nuevamente la mano de Dios aparece en el escenario, y la señora Kelly Dowden (esposa del Señor Shad Dowden) nos dice que ella viajará a Estados Unidos y que pondrá anuncios en algunas Universidades, para que posiblemente jóvenes recién graduados quieran venir a Honduras a enseñar, y así fue que llegaron nuestras primeras maestras norteamericanas, las recordadas Kim Olson, Lisa Merlin y Paula Conkling. A quienes seguidamente ese mismo año se les unió al grupo Sara Krauskof, jóvenes que se entregaron al proyecto y quienes fueron contacto para futuras generaciones de maestros que llegaron a la escuela.

De igual manera, comenzaron a unirse los profesores hondureños para acompañarnos a realizar la labor loable de los educadores, entre ellas, la Profesora Conchita Gómez, el Profesor Iván Sevilla, el Profesor Salvador Chain y la profesora Sandra Gómez, quien aún nos acompaña.

Y un día de esos, Doña Lupita mencionó que necesitábamos una persona en Administración en quien pudiéramos confiar y quien desempeñara diferentes labores con mucha capacidad, porque no podíamos contratar mucho personal, que ella conocía a una persona que reunía esas condiciones, que estaba segura que se desempeñaría con toda lealtad, honradez y entrega a la escuela ….. Ia que nos ha acompañado en estos largos años, y quien ha sido testigo fiel de esta obra … nuestra querida Doña Cony (Consuelo Yanez).

Luego, nos recomendaron un muchacho para Conserje, un gran amigo, un muchacho honrado, decente, responsable y leal. …. el gran Saúl Elvir, quien nos ha acompañado en las tristezas y alegrías que en estos largos años hemos recorrido.

Y es así que después de cumplir con todos los requisitos de ley, llega el momento de la inauguración y del inicio de operaciones que se realizó el 31 de Agosto de 1991, pero el acuerdo de funcionamiento fué emitido con fecha 18 de Noviembre de ese mismo año, por lo que para esta fecha es cuando tradicionalmente celebramos nuestro aniversario. Siendo nuestra primer Directora la Licenciada Eva Amaya, y a partir de allí también otros queridos Directores como la Profesora Eleonora Hernández, Profesor Denis Machuca, Profesor Marco Antonio Guillén, Profesor César Rodríguez y nuestra actual y querida Directora Licenciada Ingrid Mejía. Para todos ellos, nuestro eterno agradecimiento, porque de una o de otra manera todos han dejado su huella plasmada en esta querida Institución.

La escuela fue creciendo en población lo que demandaba más personal calificado, y así fuimos adoptando, y digo adoptando, porque ahora son parte de esta familia, personal que tiene muchos años de estar con nosotros y a quienes no puedo dejar de mencionar, Profesora Mercedes, Profesora Nolvia, Profesor Mauricio Cáceres, Profesor Nelson, Profesor Cesar, Profesora Mircia, Profesora Jessika, Profesora Ingrid, Profesora Jeimmy, Profesora Armida muchas gracias por querer cada año mejorar el anterior, por estar aquí con verdadera entrega y ser parte de nuestro personal.

Ya en nuestro noveno año, nos avisan de parte de la Cámara de Comercio, que ellos necesitarán el terreno donde estamos ubicados porque piensan construir sus instalaciones, así que comienza nuevamente la carrera maratónica para buscar un lugar donde trasladarnos, y decidimos iniciar el proyecto de traslado al terreno que para esta fecha ya había adquirido la escuela, que está ubicado en la localidad Nueva Esperanza, carretera hacia El Volcán. Pero lastimosamente los padres no hicieron buena recepción de esta noticia y se decide desistir de la idea de construir.

Cuando nuevamente aparece Dios en el escenario mandándonos un nuevo Ángel, esta vez, el socio Nicolás Ochoa ve en el periódico que un edificio ubicado en el boulevard IV, centenario , donde estuvo ubicado un Centro Comercial, estaba siendo vendido por un banco, y que posiblemente seria el local apropiado para adquirir y trasladar la escuela. Y en efecto así fue, y es donde actualmente estamos.

Gran parte del crecimiento de la escuela, se ha debido a la demanda de educación de calidad desde el Nivel de Pre-Escolar, razón por lo que los padres se han preocupado por darle la oportunidad a sus pequeños, de recibir desde temprana edad las mejores opciones. Es por esto que nuestra escuela le ha dado especial atención a este nivel, ofreciendo un currículo de avanzada el que ha sido manejado por personal de alta calidad recordando del pasado a la querida Miss Lupita, a nuestra querida Lati Thompson que ya falleció QEPD, Liz Sabillón, a Melissa Alvarado, Amanda Orand, y contando actualmente con un grupo de jóvenes muy competentes y comprometidas, quienes con la orientación de Grisell Andara han logrado satisfacer estas demandas de calidad.

Ya en este local tenemos 16 años, y ahora ya se tiene planificado el traslado definitivo de las instalaciones al terreno de Nueva Esperanza, donde en unos meses se estarán iniciando los trabajos de construcción de tan soñado proyecto.

A través de todos estos años hemos brindado a los niños y jóvenes que ingresan los mejores programas académicos, entre ellos el convenio que realizamos con la Alianza Francesa para anexar el idioma francés a nuestro plan de estudios, esto ha dado abundantes frutos y oportunidades a nuestros alumnos.

Quiero especialmente dar las gracias al personal Administrativo que con mucho esfuerzo y dedicación atienden una de las labores de apoyo necesarias en cualquier organización. Gracias Doña Rita, Doña Lety y Carmen.

Han sido 25 largos años, llenos de historias, unas alegres, otras tristes, otras de preocupación y de responsabilidades , y solamente hemos podido llegar a cumplirlos en primer lugar porque Dios lo ha permitido, y luego gracias a la ayuda y al granito de arena que cada uno de los padres visionarios que contribuyeron para lograr que sus hijos pudieran educarse en nuestra pequeña y querida ciudad de Comayagua , en una pequeña escuelita que ahora es grande y reconocida, nuestra querida ESCUELA BILINGÜE HONDURAS.

 

Dora de Portillo

Administradora  / Socia Fundadora